Loading...

Marketing responsable se escribe con tres p’s

Posted 13 julio By adminSin categoríaNo Comments

Marketing responsable se escribe con tres p’s

Las agencias de marketing saben que todo ha cambiado y que las estrategias ya no son las mismas de hace una década cuando era el fabricante el que debía dirigirse al consumidor para vender su producto. Ahora son los clientes los que deciden, te guste o no. Diferenciarse por el producto ya no da rendimientos respecto al competidor porque el usuario percibe los productos y servicios como tan sólo medios para conseguir un fin que no es otro que satisfacer un deseo o necesidad pero siempre con un valor añadido que no sabe muy bien cuál es. El marketing responsable será el encargado de guiar al cliente para mostrarle cuál va a ser ese valor añadido.

Al igual que la medicina poco a poco se da cuenta que debe estudiar al individuo de manera holística, teniendo en cuenta no sólo el cuerpo, sino también la mente y la emocionalidad, el marketing responsable diseña estrategias relacionadas con la sostenibilidad, entendida de una manera holística, es decir, teniendo en cuenta el conjunto de valores de la empresa. De lo que se trata no es de maximizar el beneficio económico lo más rápido posible, sino optimizarlo a medio y largo plazo apostando por el modelo de las 3 p’s: People, Planet, Profit.

Las tres deben estar equilibradas y las tres deben tener el mismo peso específico en la empresa para que la sostenibilidad y los resultados aparezcan y se consoliden en el tiempo. Las 3 p’s se retroalimentan y se necesitan entre sí para que el conjunto funcione como un engranaje sólido y sin fisuras. El pegamento que conseguirá esa estabilidad es el marketing responsable que logrará a medio y largo plazo gracias a sus estrategias unos rendimientos cada vez más altos.

Iremos paso a paso con cada una de estas p’s:

PEOPLE: Una empresa necesita gente. Gente de calidad, no sólo a nivel humano y profesional, sino a la hora de comunicar y compartir las excelencias del producto o servicio que queremos ofrecer. Cualquier entidad necesita gente de confianza tanto a nivel interno como externo y que sepa interaccionar adecuadamente con sus stakeholders (proveedores, clientes, partners, etc) y también con sus empleados, colaboradores y demás personas que aportan su granito de arena a la compañía.

La empresa y los empleados deben ser las dos caras de una misma moneda, existiendo un compromiso mutuo de colaboración para el desarrollo y crecimiento de ambos. Para ello se hace indispensable una relación de confianza y de flujo de información en ambas direcciones para estar seguros de que ambos reman en la misma dirección. Si la ‘people’ no está seleccionada cuidadosamente y sus relaciones no son fluidas, corremos el riesgo de estar resolviendo conflictos continuamente en vez de avanzar y crecer como debe hacer cualquier empresa que quiera sobrevivir en un mercado tan competitivo como el actual.

PLANET: El planeta es nuestro soporte, nuestro padre y nuestra madre, y debemos ser igual de respetuosos como con nuestros padres reales si queremos tener una empresa sostenible y que considere el medio ambiente un activo más y no un gasto innecesario o al menos prescindible. Atrás quedaron las empresas que utilizaban el medio ambiente como si de un rehén amordazado se tratara, que no podía hacer nada ante los vertidos indiscriminados y la contaminación irresponsable de individuos que no dudaban en poner en peligro a sus empleados y a toda la sociedad por considerar este aspecto como “daños colaterales” o “efectos secundarios” del progreso tecnológico.

Afortunadamente son más los empresarios responsables que intentan dejar un legado más limpio a las generaciones venideras y tratan de hacer un esfuerzo, no sólo a nivel económico, invirtiendo en energías renovables y en materiales ecológicos, sino también a nivel de formación y concienciación de sus trabajadores para diseñar procesos y protocolos cada vez más respetuosos con el medio ambiente. El marketing responsable aboga en este sentido por un valor de diferenciación importante para cualquier empresa que tiene en cuenta estos aspectos a la hora de diseñar su modelo de negocio.

PROFIT: El beneficio económico de una empresa es un aspecto muy importante y debe ser sostenible al igual que los otros puntos, es decir, que se debe reinvertir equitativamente lo ganado de manera que pueda garantizar la continuidad de la actividad comercial a largo plazo. El corto plazo debe desaparecer de las prioridades de la empresa y centrarse en una línea temporal extensa para el saneamiento financiero, la estabilidad y la generación progresiva de beneficios de una manera sostenible para mantener un equilibrio con las otras dos p’s, ya que si adoptamos una estrategia de maximización de beneficios de manera rápida, es muy probable que la actividad de la empresa no sea lo suficiente respetuosa con el medio ambiente ya que no se habrá destinado un presupuesto sostenible para ello.

Igualmente ocurriría con la ‘People’. Para maximizar beneficios hay que sacrificar recursos importantes como los ofrecidos por las personas que participan en la compañía . El beneficio empresarial debe ser tan sólo una parte más de la actividad ya que si no se respetan estos principios de sostenibilidad económica, sin duda se pondrían en práctica procedimientos arriesgados (recorte de sueldos, condiciones precarias, etc), que no ayudan en absoluto a los principios básicos que propugna el marketing responsable.

Estos principios son: la generosidad, la honestidad, la proactividad, el altruismo y la entrega. Las estrategias de marketing deben ir en la dirección de conseguir incorporar estos valores al modelo de negocio de la compañía con la que está trabajando, para que sean los motores reales de un aumento de la competitividad y un incremento de las ventas. Y no sólo hay que incorporar los valores a nivel institucional, sino también a nivel individual. Si las personas encargadas de tomar las decisiones de la organización también tienen interiorizados estos principios, los integrarán con mayor fluidez al modelo de negocio y los resultados serán más factibles.

El marketing responsable ha venido para quedarse y sólo las compañías comprometidas con la sostenibilidad, la ética empresarial y los valores universales, podrán acceder a él para conseguir beneficios a nivel colectivo, incluyendo el medio ambiente y la sociedad.

 Previous  All works Next 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR